Destacado
Redes Sociales
Medio Ambiente
-1
archive,category,category-medio_ambiente,category-69,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

DOMINGO 21/01/24 - 11:00 HORAS - METRO DE LA GAVIA Desde aquel 2020 en que el Sr. Almeida decidió dejar en un cajón la estrategia de residuos que programaba el cierre de la incineradora para 2025, hemos salido todos los años a exigir el cierre de esta instalación que afecta tan negativamente a nuestra salud. Sabemos que la lucha será larga, pero no vamos a parar, nuestra salud y la de nuestra gente es mucho más importante que sus intereses para mantenerla abierta. ¿No os parece? Os esperamos.

MANIFESTACIÓN 29 OCTUBRE 2023 A LAS 12.00 HORAS DESDE EL METRO DE CONGOSTO A LA JMD DE VILLA DE VALLECAS

- Tras la finalización del periodo de alegaciones a la Estrategia de Residuos del Ayuntamiento de Madrid, las asociaciones vecinales del PAU del Ensanche de Vallecas, La Colmena de Santa Eugenia y La Unión de Vallecas, con el apoyo de la Mesa de Trabajo por el Cierre de la Incineradora, convocan una manifestación para exigir el cierre de la contaminante instalación.

- La nueva estrategia de residuos del Ayuntamiento de Madrid no contempla el cierre de la incineradora de Valdemingómez ni tan siquiera a largo plazo.

- Continuar incinerando residuos condena a la población que vive en un radio de 10km de la planta a seguir acumulando en sus organismos sustancias nocivas para la salud.

- Las organizaciones también critican que la estrategia no define ningún programa, plan o medida convincente de la economía circular y exige la realización de estudios de biomonitoreo a la población.

Almeida y Carabante, ahora sí, tras obtener mayoría absoluta en las pasadas elecciones municipales, han hecho públicos sus planes de mantener en funcionamiento la Incineradora de Valdemingómez hasta 2035, al menos. Esto es lo que se explicita en el documento "Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos Domésticos y Comerciales de la Ciudad de Madrid-2030" que fue publicado en el BOCM el 9 de agosto, abriendo un período de información pública hasta el 13 de octubre, inclusive, para presentar alegaciones.

Aunque en principio la estrategia sólo abarcaría hasta 2030, todos los cálculos y previsiones que hace son hasta 2035, por lo que queda meridianamente claro que no barajan ninguna opción de cerrar la incineradora en ningún momento. Han decidido que Vallecas esté condenada para siempre a acoger en Valdemingómez la gestión de residuos de toda la ciudad y que su estrategia se debe apoyar en el funcionamiento de la incineradora, para conseguir estirar el vertedero lo máximo posible, con sus afecciones de malos olores. Incluso han planificado añadir dos nuevas celdas al macrovertedero actual para ampliar su vida útil hasta 2035.

Ayer presentamos nuestras alegaciones al lote 3 y al lote 4 del proyecto del Bosque Metropolitano. Ambos lotes son los que afectan al territorio que tenemos más cerca. El ámbito del lote 3 comprende todos los desarrollos del Sureste y Valdemingómez y el del lote 4 incluye, en la margen izquierda del río Manzanares, el territorio comprendido entre el parque de la Gavia (incluyendo un par de parcelas deportivas del Ensanche) y el río y en la margen derecha los barrios de Butarque, San Fermín, Los Rosales,... desde el nudo supersur hasta el límite con Getafe.

Cartel del acto de presentación de video musical ¡Que la cierren !

Las vecinas y vecinos del Ensanche de Vallecas estamos HARTAS:

HARTAS Y HARTOS de las dioxinas y furanos que nos rodean.

HARTOS Y HARTAS de que se demoren los plazas de cierre de la incineradora de Valdemingómez.

HARTAS Y HARTOS de que el Ayuntamiento de Madrid no sólo no contemple el cierre sino que prevé un aumento de la incineración.

HARTOS Y HARTAS de que no se nos escuche ni se nos tenga en cuenta.

HARTAS Y HARTOS de que la generación y tratamiento de los residuos de la ciudad de Madrid esté en el último puesto de la agenda política de este gobierno municipal.

Comunicado de la Marcha por el Cierre de la Incineradora de Valdemingómez La gestión de la Incineradora apesta más que la propia basura Madrid, 30 de enero de 2022 El último contrato de la incineradora venció el 4 de junio de 2020 sin posibilidad de renovación. El Ayto debería haberlo previsto, iniciando la licitación de un nuevo contrato antes de la finalización del entonces vigente.  Cualquiera entendería que, debido a algún problema burocrático, la adjudicación se hubiese retrasado dos o tres meses ¿pero casi dos años? ¿Qué ha podido pasar para que el ayto dirigido por aquellos que presumen de “saber gobernar”, de ser impecables gestores, no haya sido capaz de adjudicar este servicio en un año y algo más de siete meses? Parece claro que la gestión de Valdemingómez apesta más que la propia basura. Prácticamente desde el principio, los actuales responsables municipales nos dijeron que no querían un contrato por otros 25 años, que como el existente acababa en 2020 no harían un contrato por más de 5 años, que estaban estudiando la situación. Pero cuando la Comunidad de Madrid denunció la Estrategia de Residuos de la ciudad no se lo pensaron ni un minuto, el Ayuntamiento de Madrid con Almeida a la cabeza y Carabante al timón, se allanaron para anular aquel plan que establecía que la Incineradora debía reducir lo que venía quemando a la mitad en 2022, para dejar de funcionar en 2025. Casualmente, poco después de anunciar esta nueva marcha a la Incineradora, y a raíz de que la prensa señalase lo que la Mesa por el Cierre de la Incineradora de Valdemingómez y la oposición veníamos denunciando desde hace tiempo, esto es, la escandalosa, por irregular, situación de la Incineradora, Almeida adjudica el contrato en la Junta a de Gobierno de la semana pasada, qué casualidad y, con ello, definitivamente nos condena a cinco años más de contrato, que suponen el abandono definitivo de la hoja de ruta para el cierre de esta arcaica industria de la quema de lo que podrían ser recursos.