Destacado
Redes Sociales
Resumen reunión con Ana Botella enero 11
17190
post-template-default,single,single-post,postid-17190,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Resumen reunión con Ana Botella enero 11

reuniónAntes de nada nos gustaría señalar la gran importancia que tiene la colaboración vecinal en la resolución del problema que nos ocupa. Gracias a las distintas denuncias plasmadas en la web utilizando los medios que tenemos a nuestro alcance, ya sea mediante nuestro olfatómetro particular, la apertura de hilos con comentarios de los vecin@s, las reclamaciones al Defensor del Pueblo, a la Fiscalía de Medio Ambiente, la relación de las denuncias efectuadas en Munimadrid con sus números de referencia,… y en definitiva con todas las acciones realizadas para hacernos oír, hemos conseguido que el Ayuntamiento de Madrid tome conciencia de la gravedad del asunto y nuestras peticiones sean escuchadas.
 

Es nuestra colaboración y nuestro empeño los que nos permiten tener cada vez más fuerza y lo que nos permitirá en el futuro que las reivindicaciones de los vecin@s no caigan en saco roto.

 
 


Así, después de este preámbulo, pasamos a comentar de manera breve algunas de las ideas más relevantes sobre lo que aconteció en aproximadamente hora y media de reunión con la Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella y dos de sus colaboradores, Miryam Sánchez, directora del parque tecnológico de Valdemingómez y, Antonio de Guindos, Coordinador General de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid.

En primer lugar insistimos mucho en lo intolerable e insoportable de la situación que vivimos l@s vecin@s en lo que se refiere a contaminación por olores, poniendo de manifiesto que, igual que se trata y se persigue la contaminación acústica debía tomarse conciencia y actuar sobre la odorífera.

También presentamos el calendario de fetidez que nos dejó el recién clausurado año 2010. En él, se señalaba la grafica-dias-con-sin-olorimponente cifra de días malolientes en contraste con el escaso número de los días no afectados. (Al menos en lo referente a la denuncia vía formulario en la web, lo que no quería decir, que el mal olor no se hubiese podido producir).

Presentamos los gráficos de diciembre aclarando que en la web podrían encontrar estadísticas de más de dos años atrás y, mostramos además nuestro formulario modelo con quejas reales y comentarios de los vecin@s. También pusimos encima de la mesa las denuncias realizadas en Munimadrid con los números de referencia que habíamos recogido en la web, explicando a su vez que como muy bien sabían nuestros interlocutores, estas denuncias, representaban quejas de personas con DNI, nombre y apellidos.

Llegados a este punto nos enfrascamos en la discusión, bajo nuestro punto de vista, artificial y forzada sobre la diferencia entre calidad del aire y mal olor. La Sra. Botella sugirió que l@s vecin@s podíamos llegar a causar una alarma innecesaria si no separábamos ambos conceptos y manifestó que la calidad del aire que respirábamos era buena y que estaba garantizada por los más exigentes controles.

Ante esta afirmación, en primer lugar subrayamos que l@s vecins@ no somos técnicos ni disponemos de los medios para verificar las afirmaciones que nos hacía la Sra. Concejala, y por otro lado quisimos dejar claro que cuando lo que se percibe en el ambiente es mal olor, independientemente de lo nocivas o no que puedan ser las partículas en suspensión que transporta el aire, cuando el hedor se hace insoportable y no permite desarrollar una vida digna entonces sí entendemos que hay un problema en la calidad del aire que respiramos. Un problema que si bien pudiera no incidir en nuestra salud física tal y como ellos manifestaron, desde luego sí lo hace en nuestra salud psicológica.

cartel-mani-12-jun-10Una vez solventadas algunas tensiones y desencuentros, seguimos comentando los caminos que nos habían conducido a aquella reunión. Desde la constitución de la Asociación y su grupo de medio ambiente, pasando por las denuncias individuales en la web de Munimadrid y las respuestas tipo que desde esa fuente nos daban, siguiendo por la proposición aprobada en la JMD de Villa de Vallecas, continuando con las diferentes manifestaciones y actividades convocadas por la Asociación (día de la tortilla reivindicativa, manifestaciones, cometada aire limpio, campaña de recogida de firmas… ) y finalizando en nuestras denuncias al Defensor del Pueblo y al Fiscal de Medio Ambiente.

Merece la pena comentar la insistencia que tuvimos en enseñar a nuestros interlocutores las conclusiones tan desfavorables para el Ayuntamiento que el Defensor del Pueblo esgrimía en su escrito y que ya todos conocemos.

Finalmente y para completar el dossier entregado mencionamos las noticias de prensa que habíamos recogido a modo de resumen de los últimos 15 años haciendo hincapié en dos artículos, uno en el que se entrevistaba a la Sra. Miryam Sánchez y en el que decía que el tratamiento de residuos orgánicos estaría «básicamente confinado en 2006» y otro del Concejal de Villa de Vallecas Ángel Garrido, que concluía que se destinarían alrededor de 5 millones de euros para confinar la planta de compostaje de Las Lomas. Como ya todos conocemos, la inversión para el tratamiento en instalaciones cerradas de la materia orgánica no se llevó a cabo en 2006 y el presupuesto para 2011 no incluye partida presupuestaria alguna para el parque tecnológico.

Las respuestas que obtuvimos fueron lo más interesante de la reunión. Básicamente nos dijeron que el planta-de-valdemingomezAyuntamiento había renegociado el contrato con la empresa privada que gestiona Valdemingómez para que se hiciera una modificación sustancial en el tratamiento de los flujos de materia orgánica. Esta modificación consiste en eliminar el compostaje a cielo abierto que se realiza hoy en la planta de Las Lomas y derivarlo a las plantas de biometanización Las Dehesas y La Paloma que hacen su función en compartimentos estancos. Nos aseguraron que los tanques de estas dos plantas tenían capacidad de sobra para «acoger» lo que se trata actualmente en Las Lomas. Ahora bien, para llevar a cabo esta reestructuración la Comunidad de Madrid ha de dar el visto bueno, algo que no es inmediato, no pudieron concretar el número de meses aunque sí hablaron de tres o cuatro. Nos manifestaron que estaban agilizando los trámites necesarios para que en los primeros meses de este año esta reforma estuviera finalizada.

Por otra parte nos dijeron que los olores no iban a desaparecer por completo pues les constaba que había otros focos emisores de malos olores tales como la Cañada Real, los vertederos ilegales, la quema de cables y coches… y que la remodelación de la que ellos hablaban sólo eliminaría por completo el foco del parque tecnológico. Insistían en que los olores a ceniza y aceite no provenían de Valdemingómez, que eso era «absolutamente imposible» y nos invitaron a realizar una visita a las instalaciones del complejo, con el número de personas que necesitáramos y adaptándolo a nuestro horario. Por supuesto nosotros entonces les hicimos ver que esos otros focos de olores también eran parte de su responsabilidad y que debían atajarlos con la misma dedicación y esfuerzo que nos decían iban a hacer con Valdemingómez.

También se mostraron receptivos en realizar otra reunión en los próximos meses para hacer un seguimiento de los hitos presentados. Por último y como cuestión importante señalar que según lo informado por la Sra. Botella, se realizará un estudio olfatométrico en la zona aunque las fechas para su realización están por concretar. Éste, según palabras de Miryam Sánchez, es el único modo de verificar el impacto del mal olor que produce el parque tecnológico ya que la idea del olfatómetro, que proponíamos como dotación para la policía municipal no se puede dar al no estar desarrollados todavía estos instrumentos.

Es también importante indicar que el Ayuntamiento de Madrid ya reconoce que hay un problema de malos olores que ellos han de resolver. Aparentemente están tomando medidas que deberían notarse en los próximos meses. Por nuestra parte seguiremos vigilantes con más fuerza si cabe, para que efectivamente se cumplan los compromisos adquiridos.

 
Sin comentarios

Publicar un comentario