Destacado
Redes Sociales
Nueva respuesta del Defensor del Pueblo
17193
post-template-default,single,single-post,postid-17193,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Nueva respuesta del Defensor del Pueblo

El Defensor del Pueblo vuelve a pronunicarse sobre los malos olores del barrio tras recibir la respuesta del Ayuntamiento de Madrid requerida en anteriores escritos.
Resumiendo la información facilitada por el Consistorio madrileño se extraen dos ideas pvertedero_valdemingomezrincipales:
  • El Parque Tecnológico de Valdemingómez no es el único foco de emisión de malos olores, existiendo otros (vertederos ilegales, depuradoras, quema de cable en Cañada Real,…) sobre los cuales no tienen competencias.
  • Las viviendas del PAU se construyeron siguiendo las indicaciones establecidas por la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Regional de 4 de abril de 1997, que definía la «distancia de seguridad» en 2 kilómetros.

Por otra parte, realizan una exhaustiva enumeración de instalaciones que pueden ser potenciales fuentes de emisión de malos olores, indicando que en las que son de su competencia ya se ha procedido a realizar diversas actuaciones para minimizar su impacto, pero sin aclarar cuáles de ellas son de su competencia y cuáles no. Lo cierto es que el listado asusta: enumeran 11 instalaciones susceptibles de causar malos olores.
 
 
incineradoraTambién aceptan el realizar un estudio olfatométrico que cubra un radio de 5 kilómetros desde Valdemingómez, teniendo en cuenta la estación del año y el tiempo atmosférico.
 
Informan de la realización de un Plan de gestión de residuos que definirá las acciones y nuevas infraestructuras a desarrollar, teniendo en cuenta que hay que incrementar la recuperación de materiales, hay que reducir la fracción biodegradable depositada en vertedero, hay que aumentar la vida útil del mismo y hay que reducir al máximo la emisión de olores. Aprovechan para indicar que el plan está a punto de finalizar, pero no se han iniciado los trámites preceptivos para su aprobación porque el Estado aún no ha incorporado a marco jurídico nacional al Directiva 2008/98/CE el Parlamento Europeo, sobre los residuos.
 
 
Y, por último, comunican al Defensor del Pueblo que van a proceder a cambiar el flujo de la basura, desviando lo que llegaba a Las Lomas hacia las plantas de biometanización.
 
 
En su respuesta, el Defensor del Pueblo vuelve a «tirar de las orejas» al Ayuntamiento de Madrid.
 
 
En relación con los 2 kilómetros de distancia de seguridad desde Valdemingómez a las viviendas del Ensanche y el futuro Valdecarros, dice: «Se fijó como perímetro de afección del Parque Tecnológico de Valdemingómez los 2 km establecidos en la legislación, pero sin medir en ningún momento las afecciones concretas de la planta ni su alcance, es decir, sin medir hasta dónde llegaban los olores en ese momento ni tampoco estimar las futuras afecciones, es decir, sin proyectar hasta dónde podrían llegar si crecía el Parque Tecnológico de Valdemingómez. Así pues, se adoptaron unas garantías meramente formales, que materialmente, a la vista de las quejas, no han servido para evitar los malos olores».
 
 
«Tampoco parece suficiente que se tengan en cuenta los focos emisores de contaminación en las evaluaciones ambientales que correspondan, si durante el análisis valorativo en que consiste la evaluación ambiental no se asume que algunas instalaciones producen afecciones que por mucho que se minimicen no permiten el disfrute digno de una vivienda en sus alrededores».Estación de biomasa
Y en relación con la existencia de otros focos de emisión: «Respecto a la existencia de otros focos que también pudieran estar contribuyendo a generar malos olores en las zonas urbanas de Madrid y Rivas Vaciamadrid y la necesidad de que las administraciones titulares o competentes realicen estudios olfatométricos, esta Defensoría considera que el Ayuntamiento de Madrid, de acuerdo con el principio de cooperación y coordinación con las otras Administraciones públicas, debe dirigirse a dichas Adminsitraciones al objeto de proponer la realizaicón y en su caso coordinación de dichos estudios olfatométricos.
 
 
También solicita al Ayuntamiento de Madrid que relaciones las estaciones depuradoras de aguas residuales que pueden constituir focos potenciales de olores y las administraciones competentes u organismos públicos responsables de las mismas, así como que precise el emplazamiento dentro de Cañada Real de los vertidos ilegales y quemas incontroladas. «Todo ello con el fin de que esta Defensoría pueda valorar la procedencia de dirigirse a las administraciones correspondientes».
 
 
 
Sin comentarios

Publicar un comentario