Destacado
Redes Sociales
No gustamos al Ayuntamiento
17102
post-template-default,single,single-post,postid-17102,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

No gustamos al Ayuntamiento

Ayer nos pasamos por la carpa colocada en la UE-6 para la entrega de llaves del edificio situado en la parcela 6.13. Presenciamos desde afuera cómo iban llegando las distintas autoridades, primero los responsables de la CAM, Sres. Zabía, Blasco y cía., más tarde los municipales, Sr. Garrido y cía. Por último llegó la Sra Aguirre. Entraron en el edificio seguidos de multitud de medios y un buen rato después se dirigieron a la carpa, donde ya estaban entregando llaves.En todo ese tiempo, nosotr@s nos limitamos a observar el desarrollo del acto. Una vez que iba saliendo la gente con sus llaves  nos fuimos acercando a ell@s para entregarles información de la asociación. Una simple octavilla con el logotipo de la asociación, nuestra  dirección  Web,  teléfono y un breve texto invitando a unirse a la asociación y defender los derechos de l@s vecin@s del PAU.

Nada sobre el acto, nada sobre el Ayto o la CAM… nada que pudiera suponer  una interferencia a lo que allí se estaba desarrollando. Por supuesto ningún grito, pancarta, pegatina… simplemente nos acercábamos a la gente que salía de la carpa, les saludábamos y le entregábamos, a quien quería, la citada octavilla.

En alguna ocasión,  l@s nuev@s vecin@s de la 6.13 nos preguntaban cosas del barrio, dónde había tiendas, si faltaba mucho para que abrieran el metro, cosas así.  Nuestro comportamiento no podía indicar nada sospecho de boicot  pues, para nosotr@s, el acto era motivo de satisfacción, más gente en el barrio, las primeras viviendas del IVIMA entregadas ¿Quién puede estar en contra de esto?.

Sin embargo, alguien del Ayuntamiento debió pensar que éramos molestos, incómodos. ¿Qué hacíamos allí?¿qué podíamos buscar sino bronca en un acto que les pertenece solo a ellos?¿cómo osábamos acercarnos a su territorio? Así que primero enviaron a una policía municipal que, muy amablemente, nos pidió una octavilla. Al comprobar que la octavilla no decía nada en contra del Ayto. ni la CAM, ni contra el acto, nos la devolvió tan amablemente como nos la había pedido. Pero esto no debió contentar al superior de turno y, de nuevo, volvió esta policía y nos pidió, también muy amablemente, que nos retiráramos de la puerta de salida de la carpa. Nos dijo que entregar publicidad en la calle estaba prohibido y que, por favor, nos retirásemos de allí, lo suficiente como para no resultar una molestia. Le trasladamos, muy amablemente, nuestro desacuerdo con este proceder y nos retiramos pues, como ya hemos comentado, no fuimos allí a montar bronca ni nada parecido.

Cuando la gente iba saliendo, se acercaban a una pequeña carpa aledaña en la que , a toda persona que lo pidiese, se le entregaba una bolsa con diferentes artículos promocionales serigrafiados con los logotipos de la CAM, la suma de tod@s incluido cómo no. Y es que esa publicidad no está prohibida, curiosa ironía.

Sin comentarios

Publicar un comentario