Destacado
Redes Sociales
Valdemingómez
-1
archive,paged,category,category-valdemingomez,category-70,paged-3,category-paged-3,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

El pasado jueves, la Delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, anunciaba en rueda de prensa que Madrid implantaba un plan de residuos cero y economía circular, que permitiría reducir la incineración al 50% en 2022 y el cierre definitivo de la Incineradora de Valdemingómez en 2025.
El Ensanche de Vallecas es uno de los barrios más afectados por la Incineradora de Valdemingómez, por lo que la asociación vecinal PAU del Ensanche de Vallecas hemos sido punta de lanza en la lucha por su cierre. Sin embargo, esta lucha tiene más de 30 años y la iniciaron lxs vecinxs y los grupos ecologistas que denunciaron desde el minuto uno el despropósito de construir aquí una incineradora.

Cada vez más vecinos de Villa de Vallecas y las zonas afectadas en el radio de 10 km se han informado sobre los numerosos riesgos que supone vivir cerca de Valdemingómez. A excepción de la Cañada Real, el Ensanche de Vallecas es la zona habitada más cercana a la incineradora. Con el objetivo de seguir informando a los vecinos/as, aglutinar y canalizar el descontento para continuar recolectando apoyos en el portal Decide Madrid, la Asociación Vecinal PAU Ensanche de Vallecas lanza una infografía que explica visualmente a qué nos enfrentamos.

La Alianza Incineradora Valdemingómez No, convoca a toda la ciudadanía de Vallecas y Madrid a manifestarse el sábado 3 de febrero a las 11.30 h. en contra de la Incineradora de Valdemingómez y por su cierre en el 2020, fecha en la que el Ayuntamiento debe decidir si renueva o no la concesión de dicha planta a la empresa Urbaser. El inicio de la manifestación será junto a la boca de Metro de Congosto y recorrerá esa calle y el Paseo de Federico García Lorca hasta llegar a la Junta Municipal de Villa de Vallecas, donde se leerá un comunicado, reclamando al Ayuntamiento de Madrid el cierre de la Incineradora.

Las asociaciones vecinales recuerdan que existe una iniciativa abierta en Madrid Decide para evitar que en 2020 se renueve la contrata de Valdemingómez La incineración de residuos tiene graves consecuencias para la salud. Recientes estudios europeos acreditan que las personas que viven en zonas cercanas a incineradoras tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades, entre ellos cáncer, y que estos son además más mortales. En el caso de mujeres embarazadas, aumentan también la probabilidad de malformaciones del feto y partos pretérmino. Así lo han explicado expertos médicos de GEIS Madrid durante una charla celebrada en Vallecas. Dada la dificultad y el coste de realizar este tipo de estudios, no existen aún informes similares en el entorno de la incineradora de Valdemingómez, pero estos expertos de GEIS han recopilado multitud de investigaciones de prestigio a nivel internacional que coinciden en las consecuencias perjudiciales de la incineración. Las sustancias que produce la quema de residuos son carcinógenas y tóxicas (dioxinas, escorias, cenizas o metales pesados como el arsénico, el mercurio, o el plomo). No sólo se ingieren vía respiratoria, sino también a través de los alimentos, provocando consecuencias en la salud de los vecinos de los alrededores en dos grandes niveles: